ATAHUALLPA

Memoria de un dios

Daniel Larriqueta

Nació en Mendoza, Argentina, de familias andinas y españolas. Y vive en Buenos Aires.
Ha publicado ensayos históricos y políticos, entre otros: La Argentina Renegada, La Argentina Imperial, La maquinaria del poder, Manual para gobernantes, Cómo empezamos la democracia y Democracia sin república; y las ficciones: La novela de Urquiza y La furia de Buenos Aires.

Leer Mas Conseguir el libro

El Inca Atahuallpa se viste de gala y desembarca en España

EDHASA España anuncia el lanzamiento de “Atahuallpa, el último emperador Inca” de Daniel Larriqueta, en una edición de lujo para el mercado europeo. Es hermano gemelo de “Atahuallpa, memoria de un dios” de edición argentina. Los editores peninsulares han elegido un cambio de título para que sea más informativo a lectores menos familiarizados con la historia sudamericana. Y la tapa reproduce un cuadro de pintor inglés de mediados del siglo XIX , muy alabado.
¡Buena suerte a este nuevo Atahuallpa que va a brillar en las tierras de donde vinieron los conquistadores, mostrando toda la riqueza de la cultura original!

Edhasa edición Española Edhasa edición Argentina

EDHASA anuncia la segunda edición

Estimados amigos,

Les escribo para contarles que agotamos la primera edición de Atahuallpa. Memoria de un dios de Daniel Larriqueta. La segunda edición estará llegando a las librerías junto a las novedades de abril.

Estamos realmente muy contentos con el excelente recibimiento que está teniendo la novela, no solo para el público de novelas históricas sino también para los lectores de ensayos. Daniel Larriqueta logra, a través de la ficción, explicar un hecho histórico que solo encuentra sentido cuando se lo lee a través de los ojos de Atahuallpa, cuando entendemos -y compartimos- la cosmovisión inca.

Aprovecho también para recordarles que el autor está disponible para entrevistas. Pueden escribirme para que las coordinemos.

Saludos
Sebastián Lidijover
Editorial Edhasa
Prensa y comunicación

A principios del siglo XVI, la civilización inca dominaba América del Sur. Emperador tras emperador, ese dominio se había extendido, haciendo honor a los designios de los dioses.

Lo habían conseguido por la determinación y por la certeza de que debían llevar su presencia a todo el mundo conocido. Para hacerlo, habían utilizado un eximio arte de gobierno y también represiones temerarias. La guerra no era una crueldad arbitraria, era, en todo caso, un instrumento indeclinable de la política, un puente hacia una pacificación duradera.

Cuando Atahuallpa, hijo de Huayna Cápac, hereda el sitial de Emperador reconoce que debe mantener esa paz, que a veces para mantenerla es indispensable la violencia y que debe seguir extendiendo el Imperio Inca. Cree estar preparado para todo, pero lo cierto es que nunca se está preparado para lo desconocido.

La llegada de los españoles, capitaneados por Francisco Pizarro, es justamente lo desconocido. Atahuallpa, curioso por naturaleza, no ordena lo más elemental: ejecutarlos. Antes bien, los deja avanzar. Mientras él piensa que está aprendiendo de ellos, los invasores van socavando su poder. El ejército inca es mil veces mayor que las fuerzas españolas; perdidas en un territorio del que conocen poco y nada, que de antemano les resulta hostil. Están dadas las condiciones para que fracasen y mueran de inmediato, o cuando al Inca le plazca. Sin embargo, ocurre exactamente lo contrario: triunfa Pizarro, el imperio inca se desmorona y Atahuallpa es ejecutado.

¿Cómo pudo suceder algo así? ¿Cuáles fueron los errores y las astucias que cambiaron para siempre el destino de América, de sus pueblos originarios y de sus habitantes futuros?

En esta novela extraordinaria, Daniel Larriqueta reconstruye esa historia. Con una escritura majestuosa, pinta el complejo universo de los Incas, sus rivalidades internas (que en buena medida serán la causa de su derrota) y la batalla palaciega de Pizarro y Atahuallpa.

Este libro es al mismo tiempo una novela política, un fresco de una cultura y de sus asombrosas costumbres y un retrato de la Conquista, de lo cerca que estuvo de no prosperar y de cómo aconteció lo inverosímil: el triunfo de la expedición de Pizarro.

Algunas cosas que deberías saber de ATAHUALLPA

Por Daniel Larriqueta

Los cronistas españoles...

Algunos nos han contado el mundo inca porque descendían de princesas o se casaron con ellas, opinaban y mentían según los parentescos con las “panacas”. Todavía hoy se siguen descubriendo documentos y he tenido que mirar todo con ojo de detective.

Para ordenar las fechas...

Y poder cruzar todos los relatos de los cronistas, tuve que hacer un cuadro de doble entrada que ocupó una enorme planilla: así pude poner los sucesos en una cronología comprensible.

Se me presentaron grandes lagunas de tiempo...

Y de actividades. ¿Cómo vivía el Inca, qué hacía en la prisión? Y me detenía en el relato, esperando que algo se moviera. Acaso Atahuallpa mismo vino durante mis largos insomnios y duermevelas a darme las respuestas.

La experiencia de escribir ATAHUALLPA

Qué le pasó. Qué sintió. De todos los encuentros dramáticos de la Historia el más chocante es el de la civilización occidental y la civilización inca. Porque no sólo no se conocían, sino que ignoraban la existencia del otro. Y la sorpresa de los protagonistas no es pareja. Los españoles venían descubriendo y conquistando en un mundo que sabían grande. Pero los incas vivían en su propio mundo, que consideraban el único existente y no esperaban nunca descubrir nada más ni que apareciera algo ignoto. El impacto para el mundo inca fue inigualable.

Y en la cúspide de ese mundo cerrado estaba el Inca, nexo del cielo y los dioses con los hombres y las cosas terrenales, él mismo convencido de su infalibilidad y su condición divina y seguramente temeroso del vacío que lo rodeaba, pues estaba encargado de curar la soledad de sus gentes, ¡nada menos!

¿Qué le pasó al gran Inca Atahuallpa cuando se enfrentó a la ruptura de todas sus certezas?, ésa es la pregunta que disparó mi viaje hacia el pasado y hacia su intimidad. Porque la única forma de entender lo que sintió, y comprender sus decisiones que provocaron la derrota de sus doscientos mil soldados a manos de ciento sesenta y ocho españoles, era entrando a fondo en sus creencias, sus ideas, sus mitos, sus magias y su visión del mundo. Una visión absolutamente distinta de la nuestra, en todos los aspectos. ¡Algo increíble!

El universo inca que encontré en mi exploración documental y ficcional ha sido de tal variedad y esplendor que me incitó a escribir este libro. Y sólo con ese conocimiento pude comprender cómo sucedieron los hechos trágicos que llevaron al derrumbe de un imperio y, más aún, de una civilización.

Para contarlo, he debido reunir con el mayor cuidado todos los detalles de la vida andina, las ceremonias, las sensaciones, los olores, los colores, los tejidos y las joyas, las comidas, los ritos y los mitos. He gozado muchísimo con este largo viaje y me he llenado de dolor al ver derrumbarse esa gran obra humana. Alegría y tristeza están en mi “Atahuallpa”.

img

Comentarios del libro

Consigue el libro!
ATAHUALLPA
Memoria de un dios

Ya disponible en las principales librerías del país.


También puedes comprarlo online en los siguientes links:

Mira los videos para saber mas sobre ATAHUALLPA

El autor nos cuenta mas acerca de la experiencia de escribir ATAHUALLPA. Memoria de un dios.

El encuentro entre los españoles de Francisco Pizarro y la cultura del Inca Atahuallpa es un gran fulgor en la historia humana, porque no sólo es un choque de dos cosmovisiones sino que fue un descubrimiento recíproco. Me intrigaba cómo vivió Atahuallpa, cúspide de un mundo que se consideraba único, ese tiempo de asombro y conflicto. Tuve que tratar de entenderlo. Y para eso estudiarlo, visitarlo en su espacio y en su época. Y con esos hallazgos, escribir este libro, esta "Memoria de un dios".


Críticas Conseguir el libro

> Contacta al autor <